que estupidez es esa? la de que no coincidan nuestros horarios ni nuestros pensamientos.que ridiculez pensar que si lo hacen,no vamos a saberlo,porque no nos quedo lenguaje,ni adivinamos un poco en esa suerte azarosa,ni leímos el libro de sincronización de pensamientos,porque quedo en un no plan,y que bobada porque ya no me quedan definiciones de que quizá ya no importa.O de que me importa demasiado.que ridiculez pensar en aquellos desencuentros que formaron parte de una misma tormenta.Y que triste me parece que no llueva.Y es verdad que todas esas veces que creímos llegar tarde a montones de lugares,conformaban ese ultimo encuentro,primero para mi,que bastaba para humillar cualquier espera,y ademas cualquier desencuentro.Y que argucia insistente es la de haberte buscado entre tanta gente sin éxito.Y pensar que ya te encontré,me repetía festejando tan inconscientemente que estábamos ahí,hasta cuando no estábamos físicamente.Alguna vez.que astucia hipócrita por parte de noseque estar tan lejos.Y no correr.Y no pensar corriendo.Porque seré menos que un fantasma.Todo esto lo escribo,no sé para qué.Qué estupidez pensar todas las cosas con una utilidad,y si no sirve,que? A veces estos pensamientos se vuelven en mi contra desvergonzadamente,y me dicen que me olvide.Y me derivo demasiado y me voy por las ramas,me voy por las hojas,y te escribo y dejo de escribirte,y escondo las hojas para no correr.Y pienso que por ahí,mañana,que por ahí pasado,las cosas van a estar mas quietas,que las cosas van a ser como no debieron dejar de ser,que ya son en su ser lo que deben ser,y digo hoy.Y digo hoy,y mañana para no sentir angustia de que ese plazo quizá hubiese sido un inexistente nunca.Ese al cual redondeo como si me importara mas que nosotras.que agudo de tu parte, olvidarte de esta parte inconclusa de una imagen,de una foto,de un dibujo y que mierda pero que mierda tan grande,de mi parte no habertelo recordado.No haberte trazado esto que se moría por salir hermoso,así de vivo,como una imagen,como una foto,como un dibujo.que estupidez,no habertelo dibujado en toda la pared,en todos tus cuadernos,y en todas mis hojas,como el dibujo que todavía no me atreví a regalarnos porque no encontré nuestro tiempo.

Anuncios

Yo nunca entendí bien,pero aún así jamas mi epitafio podría decir que morí sin saber

Te la pasas hurgando en el lenguaje aunque llegues tarde,aunque la luna desaparezca de a poco,aunque se te escape de la voz y de la sombra las palabras que no pronunciaste.

Y en el amanecer de los ojos de nadie al menos luchaste,como pocos.Como nadie.

Yo lo supe.

mirar sonreír mirar decir hola pasar de largo estar callada

Yo nunca entendí bien,o yo nunca entendí nada,o yo siempre entendí poco

o lo necesario

Pero pude morirme de amor sin escrúpulos morales

Sin ningún recelo de inteligencia

Te habré necesitado tantas noches en las cuales las palabras del universo no alcanzaban.

Y no te lo dije,porque también fui cobarde,amante del silencio

También quise abrir todas las pestañas a la vez. Una madrugada

Creí en el basto desierto de mi amor,dándote besos en las manos hasta alcanzarte los pies.

No puedo decir que no te ame,pero si que no te ame todo lo que quise amarte.

No puedo decir que te extraño sólo que siento nostalgia al recordarte

cada vez

Yo nunca entendí bien

pero aún así mi epitafio jamás podrá decir

murió sin saber

 

Yo no creo en los tiempos,le dije ,le sostuve la mano,pero tampoco creo en este espacio torpe que se abre para que nos desamemos. Aunque no exista esta palabra-

Yo no creo en la pausa que se abre esperando a no sé qué cosa que espera florecer y no lo hace

Yo no creo en los tiempos pero tampoco creo en mí

por eso me enfermo mas veces en el año de las que amo por eso y sobretodo porque yo soy tan torpe como los tiempos que se dan los amantes que no vuelven jamas

a mirarse

Yo no creo en los tiempos pero pido que se paren los relojes porque no sé lo que quiero

ni sé decidirlo ya y tampoco quiero

Deseo

Yo no creo en los tiempos siempre me parecieron tan tontos,de verdad el amor necesita esa inmovilidad de relojes? De verdad es tan dubitativo decidir la presencia o la ausencia  de verdad,contesto,como riendose de mi

Nos damos un tiempo un tiempo para qué? si es tiempo no se nos da sino que solo se nos escapa

No,yo no creo en los tiempos ,los tiempos serán estos que no nos dejan en paz y que nos dan guerra

Y de los cuales por mas que queramos siendo estas

no podemos escapar

Así que detengamos el reloj que nos une

abruptamente contra el piso de los años que nos conocimos

O demosle cuerda

a tu corazón

al mio

porque yo sé,te juro que no lo viví pero lo sé,

El segundero no vuelve jamás a andar igual que cuando nunca se detuvo.

Futuro:

 

Futuro:

La misma canción

en la misma radio

desde el mismo lugar

desde el mismo asiento

escuchada

por los mismos oídos

a la misma hora

de un mismo día

de un día como este

a su vez

vos no estas

como aquella vez

alumbrada por el mismo foco

en la misma habitación

de la misma casa

sin escuchar

la misma canción

que suena ahora

que a decir verdad

es mas para vos

que para mi

es mas tuya

que mía

Los mismos oidos

los mismos odios

escuchando la misma canción

no escuchando

a la misma hora

de este mismo día

de esta yo

la misma cancion

en la misma habitación

del foco que no te alumbra

el mismo día

De esta canción

que es más tuya

que mía

que no estás

escuchando

como aquella vez

sentada en esta misma silla

 

Me quedé en un momento.Lo escribo con enojo y con la nostalgia que me rodea,que no conoces claro,porque vos no te quedaste allá en un dosmiltrece lejano que para vos suena anecdótico. Yo me quede en una etapa que suena muchísimo peor que rebobinar un momento uno y otra vez como si no tuviera alguno nuevo.Me quede allá con una vos lejana.Con una voz lejana.Con una hoz lejana.Nos aprendí de memoria inaprensible para tu mente,es que claro nunca vas a querer recordar,algo,que al final te dolió ,aunque yo si supe,hacerme ese cruel camino de acá al lecho de mi cama y hasta quizás hasta día de mi muerte.Quien sabe la memoria es muy extraña-Me quede en una etapa de mi vida ,mas nuestra que mía,pero yo me apodere entera de cada día y no los solté aunque hubiese otros mejores,te elegí en la repisa y colgue tu foto y no volví a mirar esa esquina aunque sé que ahí estas. Te glorifique como siempre uno hace con el pasado.Era de esperar,te rodee de misticismo y creí que no había manos que tocaran como las tuyas,lo confirme,no hay.No habrá me firma el engaño que es sentir un cuerpo y no tenerlo al lado. Me quede en una etapa de mi vida,lo escribí con enojo y con la nostalgia que tienen estos años que no sirvieron para olvidar.Mentira que teje el tiempo.Me quede en esa etapa porque ahí yo si era mejor,que hoy y que mañana. Suena estúpido pero ya no puedo volver a ese grado de comprensión.Me quede en ese momento porque sí y sobre todo porque no puedo volver porque no podes volver,porque no podemos volver.

 

¿Qué es en el fondo esa    historia de encontrar un reino milenario, un edén, un otro mundo? Todo lo que    se escribe en estos tiempos y que vale la pena leer está orientado hacia la    nostalgia. Complejo de la Arcadia, retorno al gran útero, back to Adam, le bon    sauvage (y van…), Paraíso perdido, perdido por buscarte, yo, sin luz para     siempre… Y dale con las islas (cf. Musil) o con los gurús (si se tiene plata    para el avión Paris-Bombay) o simplemente agarrando una tacita de café y mirándola    por todos lados, no ya como una taza sino como un testimonio de la inmensa burrada    en que estamos metidos todos, creer que ese objeto es nada mas que una tacita    de café cuando el mas idiota de los periodistas encargados de resumirnos los    quanta, Planck y Heisenberg, se mate explicándonos a tres columnas que todo    vibra y tiembla y está como un gato a la espera de dar el enorme salto de hidrógeno    o de cobalto que nos va a dejar a todos con las patas pare arriba. Grosero modo    de expresarse, realmente.

La tacita de café es blanca,    el buen salvaje es marrón, Planck era un alemán formidable. Detrás de todo eso    (siempre es detrás, hay que convencerse de que es la idea clave del pensamiento    moderno) el Paraíso, el otro mundo, la inocencia hollada que oscuramente se    busca llorando, la sierra de Hurqalya. De una manera u otra todos la buscan,   todos quieren abrir la puerta pare ir a jugar. Y no por el Edén, no tanto por    el Edén en si, sino solamente por dejar a la espalda los aviones a chorro, la    cara de Nikita o de Dwight o de Charles o de Francisco, el despertar a campanilla,    el ajustarse a termómetro y ventosa, la jubilación a patadas en el culo (cuarenta    años de fruncir el baste pare que duela menos, pero lo mismo duele, lo mismo    la punta del zapato entra cada vez un poco mas, a cada patada desfonda un momentito    mas el pobre culo del cajero o del subteniente o del profesor de literatura    o de la enfermera), y decíamos que el homo sapiens no busca la puerta para entrar    en el reino milenario (aunque no estaría nada mal, nada mal realmente) sino    solamente para poder cerrarla a su espalda y menear el culo como un perro contento     sabiendo que el zapato de la puta vida se quedo atrás, reventándose contra la    puerta cerrada, y que se puede ir aflojando con un suspiro el pobre botón del    culo, enderezarse y empezar a caminar entre las florcitas del jardín y sentarse    a mirar una nube nada mas que cinco mil años, o veinte mil si es posible y si    nadie se enoja y si hay una chance de quedarse en el jardín mirando las florcitas.

De cuando en cuando entre    la legión de los que andan con el culo a cuatro manos hay alguno que no solamente    quisiera cerrar la puerta para protegerse de las patadas de las tres dimensiones    tradicionales, sin contar las que vienen de las categorías del entendimiento,    del mas que podrido principio de razón suficiente y otras pajolerias infinitas,    sino que además estos sujetos creen con otros locos que no estamos en el mundo,    que nuestros gigantes padres nos han metido en un corso a contramano del que    habrá que salir si no se quiere acabar en una estatua ecuestre o convertido    en abuelo ejemplar, y que nada esta perdido si se tiene por fin el valor de    proclamar que todo esta perdido y que hay que empezar de nuevo como los famosos    obreros que en 1907 se dieron cuenta una mañana de agosto de que el túnel del     Monte Brasco estaba mal enfilado y que acabarían saliendo a mas de quince metros    del túnel que excavaban los obreros yugoslavos viniendo de Dublivna. ¿Qué hicieron    los famosos obreros? Los famosos obreros dejaron como estaba su túnel, salieron    a la superficie, y después de varios días y noches de deliberaron en diversas    cantinas del Piemonte, empezaron a excavar por su cuenta y riesgo en otra parte     del Brasco, y siguieron adelante sin preocuparse de los obreros yugoslavos,    llegando después de cuatro meses y cinco días a la parte sur de Dublivna, con    no poca sorpresa de un maestro de escuela jubilado que los vio aparecer a la    altura del cuarto de baño de su casa. Ejemplo loable que hubieran debido seguir    los obreros de Dublivna (aunque preciso es reconocer que los famosos obreros    no les habían comunicado sus intenciones) en vez de obstinarse en empalmar con   un tunel inexistente, como es el caso de tantos poetas asomados con mas de medio    cuerpo a la ventana de la sale de estar, a altas horas de la noche.

Y así uno puede reírse,    y creer que no esta hablando en serio, pero si se esta hablando en serio, la    risa ella sola ha cavado mas túneles útiles que todas las lágrimas de la tierra,    aunque mal les sepa a los cogotudos empecinados en creer que Melp6mene es mas     fecunda que Queen Mab. De una vez por todas seria bueno ponernos de desacuerdo    en esta materia. Hay quizá una salida, pero esa salida debería ser una entrada.    Hay quizá un reino milenario, pero no es escapando de una carga enemiga que    se tome por asalto una fortaleza. Hasta ahora este siglo se escape de montones    de cosas, busca las puertas y a veces las desfonda. Lo que ocurre después no    se sabe, algunos habrán alcanzado a ver y han perecido, borrados instantáneamente    por el gran olvido negro, otros se han conformado con el escape chico, la casita    en las afueras, la especializaci6n literaria o científica, el turismo. Se planifican    los escapes, se los tecnologiza, se los arma con el Modulor o con la Regla de    Nylon. Hay imbéciles que siguen creyendo que la borrachera puede ser un metodo,    o la mescaline o la homosexualidad, cualquier cosa magnifica o inane en sí pero    estúpidamente exaltada a sistema, a llave del reino. Puede ser que haya otro    mundo dentro de este, pero no lo encontraremos recortando su silueta en el tumulto    fabuloso de los diez y las vidas, no lo encontraremos ni en la atrofia ni en    la hipertrofia. Ese mundo no existe, hay que crearlo como el fénix. Ese mundo    existe en este, pero como el agua existe en el oxigeno y el hidrogeno, o como    en las paginas 78, 457, 3, 271, 688, 75 y 456 del diccionario de la Academia   Española esta lo necesario pare escribir un cierto endecasílabo de Garcilaso.    Digamos que el mundo es una figure, hay que leerla. Por leerla entendamos generarla.    ¿A quién le importa un diccionario por el diccionario mismo? Si de delicadas    alquimias, osmosis y mezclas de simples surge por fin Beatriz a orillas del    río, ¿cómo no sospechar maravilladamente lo que a su vez podría nacer de ella?    Que inútil tarea la del hombre, peluquero de si mismo, repitiendo hasta la nausea    el recorte quincenal, tendiendo la misma mesa, rehaciendo la misma cosa, comprando    el mismo diario, aplicando los mismos principios a las mismas coyunturas. Puede    ser que haya un reino milenario, pero si alguna vez llegamos a el, si somos    el, ya no se llamara así. Hasta no quitarle al tiempo su látigo de historia,    hasta no acabar con la hinchazón de tantos hasta, seguiremos tomando la belleza    por un fin, la paz por un desideratum, siempre de este lado de la puerta donde    en realidad no siempre se esta mal, donde mucha gente encuentra una vida satisfactoria,    perfumes agradables, buenos sueldos, literatura de alta calidad, sonido estereofónico,    y por qué entonces inquietarse si probablemente el mundo es finito, la historia    se acerca al punto optimo, la raza humana sale de la edad media pare ingresar    en la era cibernética. Tout va tres bien, madame la Marquise, tout va tres bien,    tout va tres bien.

Por lo demás hay que ser    imbécil, hay que ser poeta, hay que estar en la luna de Valencia para perder    mas de cinco minutos con estas nostalgias perfectamente liquidables a corto    plazo. Cada reunión de gerentes internacionales, de hombres-de-ciencia, cada    nuevo satélite artificial, hormona o reactor atómico aplastan un poco mas estas     falaces esperanzas. E1 reino será de material plástico, es un hecho. Y no que    el mundo haya de convertirse en una pesadilla orwelliana o huxleyana; será mucho    peor, sera un mundo delicioso, a la medida de sus habitantes, sin ningún mosquito,    sin ningún analfabeto, con gallinas de enorme tamaño y probablemente dieciocho    patas, exquisitas todas ellas, con cuartos de baño telecomandados, agua de distintos     colores según el día de la semana, una delicada atención del servicio nacional    de higiene, con televisión en cada cuarto, por ejemplo grandes paisajes tropicales    pare los habitantes del Reijavik, vistas de igloos pare los de La Habana, compensaciones    sutiles que conformaran sodas las rebeldías, etcétera.

Es decir un mundo satisfactorio    pare gentes razonables.

¿Y quedará en el alguien,    uno solo, que no sea razonable?

En algún rincón, un vestigio    del reino olvidado. En alguna muerte violenta, el castigo por haberse acordado    del reino. En alguna risa, en alguna lagrima, la sobrevivencia del reino. En    el fondo no parece que el hombre acabe por matar al hombre. Se le va a escapar,    le va a agarrar el timón de la maquina electrónica, del cohete sideral, le va   a hacer una zancadilla y después que le echen un galgo. Se puede matar todo    menos la nostalgia del reino, la llevamos en el color de los ojos, en cada amor,    en todo lo que profundamente atormenta y desata y engaña. Wishful thinking,    quizá; pero esa es otra definición posible del bípedo implume.

-Julio Cortázar.

No comprendo el tacto

las horas colgadas en tu cama en silencio

no comprendo la grieta que se abre

no entiendo de gestos a las penumbras de una sombra que no nos nombra ni nos retiene.

No entiendo te digo las noches llorando la ausencia

cuando estoy acá-y soy esta pero igual no lo acepto

No sé como vanagloriarme de lo que no acaece entre mis piernas

ni se reune en mis manos ni me deja en soledad

No sé cómo salvarme ni enjuiciarme

y  mucho menos sé como hacer para no caer estando al borde

de la cama ojala

o del abismo que es tener un cuerpo y hacerse cargo y obligarlo a estar

es torpeza quizás pero tampoco se como terminan las rimas que no tienen tu nombre

ni el anacronismo de tu angustia cuando jamas digo las palabras necesarias

ni las correctas atinadas que esperan tus horas

es que no se como pronunciar la calma

cuando sostengo con guerra tus dos manos ahora que estás quieta,

ahora que me dejas pelearme con aquella que eras y ya no sos

y es que no puedo escribir nada que te conmueva mueva al menos de esa estaticidad de la que soy parte

es que no puedo escribir nada que sea grato a los ojos que seque las lagrimas

que no tenga sangre

es que no sé como volver a mi si de regreso a mi camino te perdí entre baches

que me sonaron todos los huesos

Es que no entiendo como terminar de escribir y acaso tampoco sé cómo se debe continuar

la poesia no esta

La poesía no esta
en los baños públicos
disculpame querida
no esta en las estaciones de subte
ni en las de trenes
No esta la mirada ausente
ni en la locura
no esta en una sala de psiquiatría
Ni en el silencio
Disculpame querida
la poesía no esta en las rupturas
amorosas
ni siquiera esta en las amistades
añejas
La poesía no esta
ni estuvo en las aulas
no seamos hipócritas
lo sabe mi señorita
de lengua
que me hizo leer el martin fierro
que me cago la vida no mejorandola
No esta ni siquiera en aquella de noveno
de literatura
que escuchaba calamaro y fito paez
y me hacia escribirle un cuaderno
con experiencias cotidianas
y yo le hablaba de como me costaba
despertarme
No esta la poesía
ahí
ni en la maternidad
ni en la familia
Ni en la filosofía
de secundaria
donde el profesor
me hizo a leer a Osho
me cago la vida
por no mejorarmela
La poesía no esta
en un banco de plaza
ni siquiera esta
y en esto seré contundente
en el primer amor
ni en la primera vez de hacer el amor
La poesía no esta ahí
en el señor que te fuma en la cara en la fila del bondi
y siempre puteo
Vos queres fumar? Yo no gracias
hijo e puta
la poesía no esta en mi lenguaje vulgar
no esta
en la gente enojada
No esta en la lluvia
y esto puedo jurarlo
no esta en la lluvia
en la gente que ama
Ni en la siesta
ya la busque ahí
y no esta

No esta en los animales que amas
ni en volverte disidente
en tu alimentación
y en tu sexualidad
La poesía no esta a veces ni en un ciclo de poesía
no esta en una charla en circulo
No esta
esto puedo jurarlo
perjurarlo
la poesía no esta ahí
en las manos
de quien amas
si sos vos quien tiene que escribir
y la buscas
en manos ajenas
las manos pueden ser
hermosas y sublimes
pero allí no esta la poesía
No esta en los ojos
y por mucho que quieran escribir
la poesía no esta en el corazón
No esta en el cuerpo
o al menos un poco
quizás un poco este en las venas
Pero la poesía no esta
en las puertas
de los baños públicos
donde no se quienes
escriben poesía
mientras cagan
la poesía no esta en la caca!! putos pecaminosos
morbosos escatologicos!
Te juro que la poesía no esta ahí
rodeada de germenes y soretes flotando y baños en los que no anda la cadena para tirarla!
no intentes buscarla
No cagues mientras escribís poesía
no vas a encontrarla
La poesía no esta ahí
La poesía no esta sino es
abajo de tu cama
sin patas
La poesía serás vos
sumida en sueño
lejos de todos los baños públicos
lejos de camas ajenas
en tu cama
sin patas
abajo está la poesía

Si arriba estas vos.