Exculpación

No le hablo a tu desazón,no le escribo a tu desgano, a tu melancolia aburrida de infinita palidez.No ,no le escribo a tus pulsiones de muerte,no recito para tu malestar y tu angustia.Ni siquiera camino las horas en las que voy a encontrarte ,porque la sombra que da a las cinco de la tarde me deja ver el reflejo de la falsedad que se encuentra en todos los rayos de sol que pasaron antes posandose sobre esa esquina donde da la ultima luz,donde no estás, ni vas a venir.

No quiero empezar esto diciendo,me lo dije,ni anticiparme al desastre que es querer un cuerpo y habitarlo,transitar tus manos como vago recuerdo de un todavía que no se sucede.Sentir que estoy adentro tuyo no es cierto. Qué voy a hablar de la verdad si no la conozco? Que puedo dilucidar si solamente tengo estos dos ojos, que no saben ni quieren aprender a mirarte.Porque el vértigo.Porque pensar en la caída no me deja posicionar mis pies sin mirar abajo de la cuerda tensa en la que estamos parados. Me tiraría

si no fuera tan cobarde como vos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s