Vos sos cómo tomar agua de la canilla

Es decir como caer de lleno en la cotidianidad

No tener ningún caso alrededor

Y tomar directamente de ahí

Sos como la caricia que le hace falta a mis manos cada mañana

Desde que no me fumas en la cara no tengo de que quejarme

Sos cómo está lluvia de noviembre

Sutil

Que no incómoda y que acompaña mis húmedos sueños

Reposar en mi almohada

Sos como los días que me despierto con ganas de abrir la ventana

Como el paquete de galletitas que hace ruido en mitad de la clase

Es decir no podés pasar desapercibida

Y siempre tenés algo interesante que decir

Sos como todas las cosas que quisiera guardarme para siempre recordarlas

Sos como mi campera favorita

O está canción que escucho en repeat

Sos como lo bueno y hermoso

Como una tarde de siesta y mimos

Sin pretextos ni amor por la mitad

Sos como todo lo que ansio que llegue a mi vida para quedarse

Como el tren vacío

Como los besos que nos dimos contra las paredes de toda esta ciudad podrida

Pero nuestro amor no está podrido

Está a la sombra a la espera

De que me digas

Es un desproposito

Este descomienzo

Cuando se estaba poniendo tan piola amarnos

Contra el piso contra tus sábanas

Contra mi cama

Contra la parada del colectivo

Te espero siempre

Lo que dura toda mi vida .

Anuncios

Con la divinez de tu cara

Y el entusiasmo de mis días

Algo vamos a poder hacer

Con la suavidad de tus manos

Y el ingenio de mi vida

Algo vamos a poder hacer

Qué ni se les ocurra decir

Qué nada podemos construir

Con la energía de tu risa

Y la liviandad de mis pesadillas

A algún lado vamos a poder ir

Con la soltura de tus argumentos

Y la retórica de mis cuentos

Algo vamos a poder decir

Qué esto no es poesía dicen

Porque no me escucharon leyendo

Desnuda a las dos de la mañana

Con tus ganas

Y mi desfachatez

Con tu sonrisa

Y mis anhelos

Con tu boba esperanza

Y con mi melancolía infinita

Con tu tiempo y mis lamentos

Con tus bailes y mis pretextos

Con mis reseñas de libros

Y tu pasión por escuchar

Algo vamos a poder ser

Con mi afán por hacer todo a último momento

Y tu meticulosa forma de crear momentos

Con mis recuerdos y tus planes del futuro

Con mi celosa forma de registrarlo todo y tus olvidos

Con tus ojos que como luceros me alumbran los caminos

Con los versos que te verso mientras beso tus formas

Con tu nostalgia y mis buenos dias

Algo vamos a ir siendo

No te preocupes estoy segura

De que nunca

Nos quedaríamos sin planes

Y jamás de los jamases

Nos aburririamos

A tu sombra o a la mía

Dos dedos adentro

Son la diferencia

Entre amor

Y desesperación

Mientras pensas en que tenían en común

Las personas de las cuales te enamoraste

Y yo

Bordeo tu sonrisa

Altanera

Dos dedos son la diferencia

No puedo tomarte a vos

Así que tomo el vino

No puedo probarte a vos

Así que pruebo el vino

Dos dedos son la diferencia

No voy a destilar tristeza toda la vida

Decime corre hasta mi

Juguemos una carrera de amor

Aunque corra el tiempo tan rápido

Casi imperceptible

Aunque se nuble el cielo de tanto llorar

De vernos llover

Alcanzame tu mano que me siento

Tan sola sin vos

Que me muero de ganas de escuchar tu voz

Aunque sea un rato

Decime qué si , que vos también

Qué un fueguito de mi afecto

Se arrodilló ante vos

Y que lo levantaste

Y lo viste arder en tus brazos

Me desperté abrazando a la almohada y me dormí abrazando a la almohada

Y solté el sueño de tenerte para mí

Y sola desayuné ,almorcé y cene

Sin pensar en vos

Y así camine las cuadras que debía para llegar hasta acá

Y solté el deseo de quererte para mí

Todo lo que te conmueve ya no soy yo

Lo que pensas apenas te despertas

Lo que soñaste ayer a la noche

Ya no soy yo

Quien sostenes entre las manos

No caminas rápido a mi lado

No me guardas secretos

Ni me esperas

Ya no soy yo quien sabe tu día

Te pregunta con los ojos si encontras alegría

Ya no soy yo quien te lee los versos

Te sostiene los besos

Te espera a terminar

Y me la banco

Sentada en esta banca

De esta plaza que no te conoce ni te va a ver llegar

Ya no soy yo quien sabe tus sueños

Te guarda deseos contra el reloj

Se sabe tus manías desayuna con vos

Ya no soy yo quien va elegir la pausa

Alcanzarte un vaso de agua

Mirarte concentrada mirar al infinito

Distraernos

Ya no soy yo y me la banco

Aunque a veces esto

Me ponga triste

Esta armonía no es frágil

Tampoco este silencio

Ni mis ganas de dormir la siesta con vos

Aunque no haya siesta

Aunque no haya vos

Con que sostener las ganas que le ganan

A la paradoja de querer

Lo que no se puede o no está

En cuántos te te olvido ?

O me olvido de mi

Si acaso hubiera un té para olvidar

Somos tontos lo sé

La futil manera de arrojar palabras

La garganta seca

Por no decir a tiempo

El verbo que no supimos construirnos

Y que con tanto afán me imaginaba

Y quizá siempre sea eso

Imaginación

Soñar despierta duele te lo digo

Porque lo sé

Construir cimientos en lo que ahora son sueños

Que se sueñan de a poco

Para no decepcionarme

Si pudiera haría un puente

Para tender nuestras vidas

Allá cuando pasen los años

Y todavía recuerdes mi nombre

O si pudiera también nos daría el mejor de los finales

Tuvimos sentido

Y como cuesta ahora construir sentidos con alguien

Al menos para mí

No quisiera hablarte de amor

Del nuestro

Ni del amor del resto

Me alcanzan estas horas para reinventarme

Y pensar

Ya sabes

Cuando se tiene tiempo se piensa mucho

No se me puede terminar toda la poesía a contraluz de la puerta semiabierta

No!

Ni gastarseme la vida en combinaciones de bondis

Sin encontrar entusiasmo

No puede gastarsete la vida

En tu laburo en el tren roca o en dolores de panza

Aunque no soy quien

Lo sé

Mientras

Durante y después

Cuando se me agoten las palabras digo

Espero que sea dentro de mucho tiempo

Que sea de imprevisto que no me de cuenta que no me duela

Que me olvides

Y todo está poesía desestructurada

Será al menos el brote de esta semilla

Un hálito de vida para la desesperanza

Y saber

Con certeza

Que seguimos aprendiendo que es amar

Te quiero como a la lluvia

Alguna vez escribí

Toda la poesía que no escribo también es por vos

El amor a nuestros adentros

Es un escondrijo más de nuestras mentes

O es que

Ya no tenemos amor

O tiempo

Que desde hace unas semanas

Me suenan a sinónimos

Amor tiempo

Tiempo amor

Decirte al mediodía

Al atardecer

Cuando oscurece

Yo escucho tus palpitaciones

Esta distancia es torpemente acertada

Mientras se nos agotan las excusas que inventamos

Yo puedo dibujar esto

Sentir aquello

Mirar a quienes

Jamás nombrarte

Correr el bondi y llegar tarde

Pensar capaz hay un espacio que me pertenece

Uno propio

Responderme es el cuerpo

Es mi corazón solo mío mío

Algo que nadie puede sacarme

A menos que yo quiera

Que lo permita

Las tintas de las lapiceras que agote en nuestros nombres

Son sutiles regalos que nos hice del mundo

Vos quizá no lo sepas

Ni lo vayas a saber

Aunque realmente no importa

Te quiero como a la lluvia

Es decir , como quiero que llueva a veces para que las veredas se limpien de mentiras bien contadas

Es decir , como quiero que las canaletas se borren de hojas de otoño con la lluvia

Es decir te quiero como los pajaritos quieren a la lluvia

Un poco por egoístas

Es decir te quiero como a la lluvia

Aunque me mojes y te vayas

Aunque a veces no alcance la lluvia que no es tormenta para conmoverme

Te quiero como a la lluvia

Así sobre mi cuerpo

Domingo

El piyama abajo de la almohada perfectamente doblado

El te que llega tarde a tus buenos días

Creer que si se empieza con el pie derecho el dia

Tiene cierto poder de magnificencia este de perderse entre la gente en la hora pico

Dónde todos compran facturas y purgan soledades

En la fila

Para olvidarse acaso que siempre andan corriendo sin pedir permiso

El paraguas por las dudas

Nunca es bueno encontrarnos desprevenidos

Los pañuelitos elite encima de la mesa de luz

Me recuerdan a tu pañuelo de tela

De viejo

Feo o lindo ya no importa

De la lámpara sin lámpara

Que ya no alumbra tu desdicha y la mía

Tu despedida fue determinante

Con un destello último de decadencia

A nuestra amistad larga o corta dependiendo desde donde se la mire

Acepte siempre tu quedarte nunca dormido al lado mío

Tu tranquilidad

Tus pasos sobre mi vida

Tu cerrar la puerta y contar secretos

Te fuiste siempre a las seis de la mañana me cortaste el sueño

Pero no me importó en ese entonces

No me importa ahora al escribirlo

Te abrí la puerta

nos dimos abrazos

Te mire tomarte el bondi

Nos preguntamos si llegamos

Corrimos porque no había tiempo

Corrimos porque había tiempo

Dijimos en nombre del amor que no nos olvidariamos aunque lo hagamos

Y sé que está certeza se esconde en todas la decisiones que tome mal y de repente

Te dejé verme llorar

Me dejaste verte llorar

Es obvio que ese grado de vulnerabilidad nos torno solitarios

Otra vez cada uno a su extremo

Aunque sepas mi dirección y yo la tuya

Somos un domingo eterno